Se estrecha el cerco al ‘dinero negro’ en España

Tras un largo proceso de aprobación parlamentaria, el 11 de julio de 2021, tenemos la publicación de todas las medidas orientadas a controlar el fraude fiscal en España.

Una de las afectaciones mas importantes está dedicada a los profesionales autónomos, principalmente y, en general, a todas las empresas que realizan operaciones ‘en metálico’.

El límite de operaciones en efectivo se reduce, de los 2.500€ que regía anteriormente, a los 1.000€.

Bien sabido es que ‘pagar en metálico’ facilita la defraudación fiscal. Con esta reducción será mas difícil ‘disimular’ movimientos en efectivo con falsos documentos o movimientos contables. A partir de ahora, cuando se superen los mil euros, la transacción se deberá realizar a través de cualquier medio de pago que no sea el pago en efectivo, por ejemplo: transferencia bancaria, cheque o pagaré.

Excepción a la norma: Es importante destacar, que hablamos de OPERACIONES ENTRE PROFESIONALES. En el caso que el pagador sea una persona física, que acredite que no es profesional ni empresario y que no tiene su domicilio fiscal en España, podrá pagar en efectivo hasta los 10.000€.

Sanciones: el 25% de la BI (base imponible) de la operación detectada como fraudulenta.

Los profesionales tendrán que adaptarse a estos ‘nuevos tiempos’. Son varios los que ya han expresado su malestar, por ejemplo: el comercio, la hostelería o la construcción.

La medida está pensada y orientada especialmente a pequeños comerciantes y autónomos que son los que mas trabajan con ‘metálico’. La medida tiene dos objetivos: frenar el fraude fiscal de este tipo de negocios e incrementar la recaudación por las infracciones que se detecten (el año pasado se tramitaron aproximadamente 7.000 expedientes).

Deberán cuidarse mas aquellos profesionales que venden productos con precios sobre la media del mercado, que los comercializan con elevadas sumas de dinero en efectivo. Un claro ejemplo de estos profesionales los tenemos en sectores como: bicicletas, electrodomésticos, ordenadores, joyas, muebles, etc. Otro sector muy ‘sospechoso’, es el de los talleres mecánicos, cuyas reparaciones superan fácilmente los 1.000€.

Otro claro ejemplo lo tenemos en el sector de las reformas (electricidad, fontanería, pintura, etc.). Cada vez es más fácil que este tipo de reformas superen el límite establecido, porque cada vez son mas caras las reformas.

¿Cómo detecta Hacienda esta infracción tributaria?: Son varias las vías, herramientas y algoritmos de los que dispone Hacienda para detectar este fraude fiscal. Por ejemplo, que el inspector detecte que la factura no cuadra con lo que realmente compra, o que el empresario no declare todos sus ingresos o que realice con demasiada frecuencia este tipo de operaciones.

Además otra de las vías frecuentes de detección, es la denuncia de una de las partes. Por ejemplo, un servicio con el que no ha quedado a gusto una de las partes, que denuncia este servicio irregular y, entonces, es cuando se detecta que se ha pagado en efectivo una factura que ha superado el límite establecido.

Fuente: https://www.autonomosyemprendedor.es/

Fuente: https://www.autonomosyemprendedor.es/

Foto de Negocios creado por jcomp – www.freepik.es